Qué es ser un líder en una empresa y cómo debe ser

que es un buen líder Para liderar a un equipo de trabajo se necesitan ciertas dotes personales: la mayoría se trabajan y algunas otras son innatas. Quizá ponerse al timón cuando los negocios marchan viento en popa sea más fácil, pero cuando el entorno no es favorable, la figura del líder en una empresa cobra más relevancia que nunca.

Qué es un líder de empresa

Un error común entre quienes ostentan puestos de mando es pensar que los resultados vendrán solos por el desempeño del personal. Esto se manifiesta en la tendencia a adoptar una actitud pasiva, y limitarse a recoger los resultados del equipo de trabajo.

Los jefes y mandos intermedios de las organizaciones adquieren un buen número de responsabilidades: sobre sus hombros recae el peso de gestionar equipos humanos de trabajo, y llevarlos a cumplir con los objetivos marcados desde la cúpula directiva.

Para que se puedan dar resultados satisfactorios en ambos cometidos, los jefes han de hacer gala de una serie de aptitudes; y es que una posición de poder en el organigrama no convierte a un jefe en líder.

El líder en una empresa es aquel que toma las riendas, que adopta una actitud activaorienta a los demás, influye positivamente en su rendimiento y se involucra para sacar lo mejor de sus empleados; no se limita a sentarse en su despacho y a apretar a su equipo para que saque adelante el trabajo.

Aspectos importantes para ser un buen líder de empresa

Proactividad e influencia

Los líderes, como dijimos, son proactivos, es decir, toman el control de las situaciones y hacen que las cosas sucedan. Saber dar el primer paso es una cualidad fundamental propia del liderazgo.

Detectan las necesidades, establecen los planes y se lanzan a ejecutarlos, y así dan ejemplo y consiguen arrastrar a sus equipos con ellos.

Cercanía y seguimiento

Los líderes se muestran proclives a mezclarse con sus empleados, a interesarse por ellos, a hacer un seguimiento de su desempeño y a ayudarles con los problemas que se vayan encontrando.

No se puede ser un buen líder desde el sillón de un despacho, sin que los trabajadores sientan su cercanía, y limitándose a dar órdenes.

Motivación y mentoría

Unos de los aspectos más necesarios para ser un buen líder es saber sacar lo mejor de los empleados, y para ello son expertos en técnicas de motivación. No asumen que su posición jerárquica vaya a ser suficiente para que sus empleados les obedezcan.

En su lugar, hace que se sientan valorados, les hace ver el porqué de su trabajo, les ayuda a orientar sus esfuerzos, a explotar sus puntos fuertes y a reforzar sus carencias.

Reconocimientos y responsabilidades

Por último, un buen líder no se atribuye por entero el mérito de los logros del equipo, ni les echa la culpa cuando las cosas no han salido como se esperaban.

Asume que el éxito o el fracaso es del grupo y no individual, sabe reconocer un buen desempeño y sabe asumir su parte de responsabilidad. Conoce cómo Happyforce te ayuda a reconocer a tus equipos y empleados aquí.

Cómo elegir un buen líder de empresa

Estas son algunas de las cualidades que hay que buscar para encontrar al mejor líder en una empresa.

Responsable

Es la cualidad estrella de un líder. No se puede ejercer el liderazgo sin grandes dosis de compromiso. ¿Quién puede ser un buen líder si no es capaz de gestionar la responsabilidad inherente a su puesto?

Carismático

Los líderes rezuman carisma, lo contagian, lo utilizan para influir en los demás y conseguir credibilidad.

Destacan entre la multitud porque su propia presencia infunde autoridad; una autoridad que se gana, no se impone.

Constante

El tesón y la constancia son fundamentales para convertir todas las estrategias y acciones en una realidad instaurada, y no en flor de un día.

Confiado

Un líder sabe delegar en sus subordinados: confía en su equipo, y hace que gane en confianza apelando a la responsabilidad individual y colectiva.

Saber cómo ser un líder en una empresa pasa por entender que la ostentación de un puesto de mando no convierte al jefe en líder; se requieren ciertas aptitudes y una gran voluntad para trabajarlas y salir de la zona de confort. Los líderes contribuyen a retener el talento en la organización, involucran a sus equipos, delegan tareas, asumen responsabilidades, se adelantan a los acontecimientos y sacan lo mejor de sus trabajadores.

¿Te gusto este contenido? No te pierdas más artículos en el blog sobre Liderazgo.

Lectura recomendada

cultura organizacional
Liderazgo

El paraguas cultural del líder

“Un buen líder es como un paraguas protector”. Esta brillante observación fue realizada por Antonio Rodríguez, CEO y fundador de Efficient Happiness, mientras estábamos compartiendo

Read More »