Síndrome de burnout: cómo puedes medir el desgaste profesional de tus empleados

Si tus empleados están quemados (es decir: que padecen el síndrome de burnout), prepárate porque se avecinan problemas en tu empresa. El síndrome de burnout (o síndrome de desgaste profesional) hace que los trabajadores sean menos productivos, que el clima laboral se enrarezca y que se comience a dar una alta rotación de personal.

Cómo medir el desgaste profesional en tus trabajadores

Los trabajadores pasan muchas horas dedicadas a su trabajo, y durante ese tiempo pueden aparecer una serie de síntomas que, de ser detectados, te pondrán sobre aviso de que tus empleados pueden estar padeciendo el síndrome de burnout.

Sin embargo, puede que el 99 % de estos detalles se te escapen; tranquilo, porque no hará falta que indagues exhaustivamente preguntando a cada empleado cómo se siente, ni siquiera pedir a los mandos intermedios que ejerzan de «ojos y oídos» a lo largo y ancho de la organización.

¿La solución? Una encuesta. Así de simple. En vez de preguntarte qué empleados pueden estar quemados y por qué, hazles rellenar un cuestionario y analiza sus respuestas.

El cuestionario Maslach Burnout Inventory

Una de las encuestas más extendidas que se utiliza para medir si alguien está sufriendo el síndrome de burnout es el cuestionario Maslach Burnout Inventory, que analiza las tres grandes dimensiones de este síndrome:

  1. Agotamiento emocional: estado de sobrecarga de esfuerzos y responsabilidades.
  2. Despersonalización en el trabajo: actitud negativa hacia las personas del entorno laboral.
  3. Baja realización personal: círculo de frustración, ausencia de expectativas, bajo rendimiento, estrés y desgaste profesional.

El cuestionario Maslach permite conocer si un empleado se encuentra inmerso en alguna de estas tres dimensiones del burnout y en qué medida (pero no en todas a la vez); las preguntas de esta encuesta giran en torno a la percepción del empleado del ambiente laboral y de sus propios hábitos, y se contestan en una escala del 0 al 6.

Algunas de las preguntas de las que consta este cuestionario son similares a éstas:

  • ¿Mi trabajo me agota emocionalmente?
  • ¿La jornada de trabajo me deja demasiado cansado al final del día?
  • ¿Me supone un gran esfuerzo trabajar todo el día?
  • ¿Siento que trabajo demasiado?
  • Lo que les ocurra a algunos de mis compañeros no me importa en absoluto
  • ¿Me produce estrés trabajar directamente con ciertos compañeros?
  • Percibo que mis compañeros me culpan de sus problemas

Prevenir el síndrome de burnout entre tus empleados

Un trabajador no se quema de la noche a la mañana: el burnout tiene un proceso y, aunque no hace falta esperar a detectarlo, se puede prevenir siguiendo algunos consejos básicos.

Equilibrio de la carga de trabajo

Sentir que se tiene «demasiado trabajo» es una causa muy frecuente de burnout; no se trata de que tus empleados trabajen menos, sino que la carga de trabajo que asumen sea razonable y entre dentro de sus posibilidades.

Quizá tengas que rediseñar algunos puestos y reorganizar algunos departamentos, o definir claramente los roles de tus empleados (para delimitar responsabilidades y que nadie tenga por qué asumir tareas que no son suyas).

Programas de onboarding realistas

La acogida de nuevos empleados es un punto fundamental que condicionará el devenir de las incorporaciones en la empresa: otro de los puntos donde se enroca el burnout es en la brecha entre las expectativas y la realidad con la que se acaba topando tarde o temprano el nuevo empleado.

No se trata de venderle excelentemente bien la empresa a quien acaba de aterrizar, sino de proporcionarle una imagen realista de la organización, de la naturaleza de su trabajo, de sus roles y de sus opciones de promoción.

Planes de beneficios para empleados

Otro de los causantes del burnout es sentir que no se puedan conciliar la vida personal y el trabajo, o que la empresa no se preocupe mínimamente por el bienestar del empleado.

Incluir un programa de beneficios para los trabajadores (seguros médicos, servicios de guardería, planes de pensiones, servicios de transporte, entre otros) prevendrá el burnout en la vertiente relacionada con la dimensión humana del empleado.

Tener empleados libres del síndrome de burnout te garantizará una mayor productividad laboral: los trabajadores que se sienten felices tienen un mejor desempeño profesional y garantizan un clima laboral óptimo.

Si quieres saber cómo se sienten las personas de tu organización, puedes probar Happyforce registrándote aquí

Lectura recomendada

experiencia candidato 1
Cultura corporativa

La hora de la experiencia de candidato

Con frecuencia se habla de la relación empresa-cliente en términos de enamoramiento. Lo mismo se aplica a la relación empresa-empleado. En ese sentido, la experiencia

Read More »