Cómo retener al personal con talento en tu empresa

El talento humano es un activo valiosísimo para una organización; no es buena idea allanar el camino a los trabajadores para que acaben prestando sus servicios en empresas de la competencia, como si el talento «sobrase». Analizaremos qué es la retención del talento humano, y cómo retener al personal con talento con algunas técnicas de retención de personal.

En qué consiste la retención del talento en las empresas

Retener el talento no significa simplemente hacer que los empleados no se marchen, sino influir en su mentalidad para que no se quieran marchar de la empresa: es una cuestión de apelar a sus voluntades sin coartar lo más mínimo su libertad, sin amenazas ni coacciones.

Decimos esto porque presuponer que un empleado no se va a marchar de la empresa «porque no tiene otro sitio adónde ir» o porque «necesita el dinero para pagar sus gastos y mantener a su familia» es un argumento altamente pretencioso: si bien ahora no es tan fácil encontrar un nuevo empleo, el talento sigue siendo talento, independiente de las crisis que haya en el mercado laboral.

¿Y esto qué significa? Que un empleado talentoso que no se sienta cuidado o valorado, o lo suficientemente retribuido y motivado, tarde o temprano tenderá a buscar una salida: y si esa salida toma la dirección de una empresa de la competencia, nos habremos hecho un flaco favor.

De ahí la importancia de adoptar estrategias de retención de empleados: hay empresas que de talento humano saben mucho, y son conscientes de que permitir a sus empleados que se marchen y se vayan a la competencia, es como tirarse piedras contra su propio tejado.

retención empleados

Acciones para retener al personal con talento en tu empresa

Retribución y salario emocional

Es cierto que todos trabajamos por dinero, en última instancia: una retribución económica justa será el primer paso para retener el talento en nuestra empresa.

Si además lo complementamos con salario emocional (el que retribuye esas cosas que «no se pagan con dinero«), ¡habremos dado un paso de gigante!

Recompensas y reconocimientos

Ni la recompensa por un trabajo bien hecho es el sueldo, ni el reconocimiento es no despedir al trabajador: recomendamos implantar un programa en el que se premien y reconozcan los logros profesionales (tanto individuales como departamentales) específicamente.

De esta forma, daremos a entender a los empleados que no son fácilmente prescindibles, que son importantes para la empresa y que su buen desempeño es muy necesario.

Conciliación familiar y laboral

Hay nuevas configuraciones familiares que dificultan mucho el orden práctico de la vida personal: sentir que hay que elegir entre atender al trabajo o a la vida privada es caldo de cultivo para la frustración.

Si fomentamos que nuestros empleados no tengan por qué desatender su vida personal y les ayudamos a conciliar su vida familiar con el trabajo, reduciremos drásticamente el riesgo de que se sientan frustrados e impotentes.

Formación y plan de carrera

Aquí hay que ponderar dos variables: el talento y el potencial. Una empresa cortoplacista tenderá a fijarse solo en los títulos y experiencia del currículum; una empresa que apueste por el talento humano verá en los candidatos tanto sus habilidades presentes como su proyección a largo plazo.

Los planes de formación están destinados a reforzar ese potencial que tienen los empleados talentosos; los planes de carrera buscan trazar un itinerario de crecimiento dentro de la empresa, sin techos de cristal ni trabas injustificadas, para que el empleado crezca profesionalmente en el seno de la organización.

Employer branding

Lo hemos dejado para el final porque no se puede construir la casa por el tejado: el employer branding consiste en que sean los propios trabajadores de la empresa quienes recomienden activamente a otros que se unan a ella y desarrollen allí sus funciones.

A un empleado valorado, motivado, identificado con la organización y que se siente importante en su trabajo, no le costará hablar de la fabulosa experiencia de empleado que se vive en la empresa: atraerá talento y evitará su fuga.

¿Cómo se puede retener el talento con beneficios para empleados? Consiguiendo que estos beneficios (flexibilidad horaria, conciliación, complementos salariales, entre otros) se adapten realmente a lo que cada trabajador necesita en su situación particular. Si sabes cómo retener al personal con talento, tendrás a tu disposición un arma muy poderosa para dotar de competitividad a tu empresa.

Un paso para empezar a retener a las personas de tu equipo, puede ser conociendo cómo se sienten en el día a día. Para ello, puedes probar gratis Happyforce aquí

Lectura recomendada

Herramientas inteligentes
Cultura corporativa

Herramientas para trabajar de forma inteligente

En un siglo XXI emocional caracterizado por estructuras de organización planas, productividad, colaboración, horarios flexibles, información compartida, tecnología en la nube, redes sociales corporativas y

Read More »