Liderazgo femenino en la era digital: ¿Cuál es su impacto?

Tras el 8 de Marzo, día de la mujer, nos parece relevante analizar el papel de este género en la empresa. ¿Cómo están afrontando las mujeres el liderazgo femenino durante la pandemia?

Como sociedad nos enfrentamos a la mayor crisis estructural desde hace 70 años. Las nuevas medidas de restricción ponen a prueba los modelos sociales de trabajo que conocemos. Sin duda, el desarrollo de plataformas tecnológicas está suponiendo una pieza clave que acelera aún más la transformación digital.

Liderazgo enfocado a objetivos

Cuando surge un nuevo escenario como el actual, comienza un proceso de adaptación general. Este puede ser más rápido o no en función de las herramientas con las que contemos.

La pandemia Covid-19 ha provocado que muchas empresas y líderes hayan tenido que flexibilizar y modificar sus procedimientos en cuanto a espacio, plantillas, salarios y relaciones profesionales.

Esto ha hecho brotar un perfil de líder enfocado a objetivos que debe de contar con al menos tres aptitudes:

  • Empatía
  • Habilidades sociales
  • Competencias digitales

Estas son tres características con las que deben contar todas las mujeres emprendedoras y directivas.

Liderazgo femenino: impacto en cargos directivos

Según la Escuela de Negocios IE, la presencia de mujeres en los equipos directivos conlleva un mayor compromiso social y un estilo de liderazgo más participativo.

 Desde este punto de vista, las decisiones de las nuevas emprendedoras tienen un mayor impacto e influencia en la marcha de las actividades que en las empresas de corte clásico. Así lo atestigua un estudio de investigación, que ha demostrado que hay zonas y ejemplos en el mundo en los que se desarrolla esta dinámica (Brasil). Uno de los retos actuales para el liderazgo femenino es que su influencia se haga más visible en equipos directivos mixtos.

Derribando obstáculos tradicionales

La maternidad o el matrimonio han sido, tradicionalmente, frenos que han dificultado el equilibrio empresarial y familiar para las mujeres. No olvidemos tampoco la mayor carga que asumen en las tareas domésticas. Su rol como empresarias entra así en conflicto con otros roles. Obstáculos todos ellos que el propio liderazgo femenino está intentando solventar.

Este es uno de los principales beneficios de las empresas lideradas por el género femenino, la implantación de políticas de flexibilización, igualdad y conciliación.

El emprendimiento femenino y la presencia de mujeres en los equipos directivos influyen positivamente en las motivaciones sociales, así como en los logros de las organizaciones.

Esta influencia se traduce, por ejemplo, en la mayor participación de todos los miembros en la toma de decisiones, la ayuda a las personas dentro de la comunidad, la autogestión, el apoyo a la diversidad o el fomento de una mayor conciencia medioambiental.

Creatividad, innovación y beneficios

Tres de cada cuatro empresas que han promovido la presencia de mujeres en cargos directivos han registrado un aumento de sus beneficios del 5% al 20%, según un análisis realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por no mencionar que las empresas resaltan que una mayor presencia femenina ayuda a atraer y retener a profesionales con talento, y produce mejoras en materia de creatividad e innovación.

Año 2020/2021

El pasado 2020, el porcentaje de mujeres que ocupaban altos cargos en la Administración General del Estado ascendió ligeramente hasta un 43,5%. En el sector privado, el porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración de las empresas del Ibex-35 en la actualidad es del 27,7% (3 puntos superior al del año anterior), aunque todavía estamos muy lejos del 40% que plantea la CNMV.

A la vista está que aptitudes como la escucha activa, el aprendizaje, la pericia digital y la inteligencia emocional con las que las mujeres suelen liderar, se hacen ahora imprescindibles para la gestión de nuevos escenarios tras la pandemia.

Lectura recomendada

Cultura corporativa

3 Fases para el Plan de Igualdad

Basándonos en el Real Decreto 901/2020, las empresas que tengan actualmente una plantilla superior a los 100 trabajadores están obligadas a implantar un Plan de Igualdad desde este año

Read More »