Reinventando la experiencia empleado

Estamos siendo testigos de cambios profundos en la sociedad y, por lo tanto, en la forma de trabajar: en este nuevo escenario, la experiencia del empleado ha adquirido un protagonismo mayor, si cabe, hasta ahora. Vamos a desgranar por qué la experiencia del empleado es tan importante, y cómo la puedes fomentar en tu empresa.

Importancia de la experiencia del empleado

La crisis: un problema para las empresas…

La implantación masiva del teletrabajo ha sido el cambio más relevante que ha vivido el mercado laboral hasta la fecha. En un despliegue sin precedentes a causa de la pandemia de COVID-19, las organizaciones de todo el mundo se lanzaron a una carrera en la que había que combinar dos objetivos: preservar la distancia social y mantener la productividad.

¿Y qué sucedió? Que nació la oficina doméstica: muchos hogares se readaptaron para replicar las condiciones habituales de los centros de trabajo, y los empleados comenzaron a desarrollar sus funciones laborales desde sus propios domicilios.

Es imprescindible no perder de vista el contexto actual: esta adopción del teletrabajo se ha producido en el escenario de varias economías en crisis, lo que constituye un reto adicional para las empresas. Se trata de ser más productivos que antes, utilizando una modalidad de trabajo poco explotada hasta el momento.

… y para los empleados

Sin embargo, nos encontramos con la otra cara de la moneda: la de unos empleados que han empezado a trabajar en remoto, alejados de sus compañeros y superiores, y con la premura obligada de ser, si cabe, más productivos que antes.

En consecuencia, los trabajadores han comenzado a experimentar claros síntomas de agotamiento psicológico: sus jornadas laborales en formato de teletrabajo son susceptibles de alargarse más de la cuenta, y la merma del contacto humano con sus equipos y supervisores puede suponer una losa que, si bien no penaliza a corto plazo su rendimiento, influye negativamente en su percepción de la empresa.

Por consiguiente, parece más importante que nunca fomentar la experiencia del empleado desde RR. HH., para ayudar a paliar esta carga psicológica y cuidar de los que siguen trabajando para la empresa: no olvidemos que ellos no son ajenos a la situación actual, y muchos probablemente estén siendo víctimas de la misma incertidumbre que se huele en los despachos directivos.

Experiencia de empleado

Reinventando la experiencia del empleado

Entonces, ¿qué puedes hacer desde tu área de RR. HH. para que la experiencia de tus empleados sea la mejor posible?

  • Confianza. La confianza tiene la capacidad de retroalimentarse: cuanto más percibe un empleado que la empresa confía en él, con mayor probabilidad responderá a la confianza depositada. No hay que confundir el control horario con la vieja «táctica del látigo«, la cual tiene cada vez menos cabida.
  • Implicación. El hecho de no trabajar todos juntos bajo el mismo techo no debe fomentar ningún sentimiento de exclusión: la empresa debe contribuir a que los empleados sigan sabiendo parte del proyecto, y que su labor es tan importante como siempre.
  • Liderazgo. Los managers juegan un papel fundamental, no solo para conseguir sacar la máxima productividad de sus equipos, sino para que éstos se sigan sintiendo importantes en la empresa.
  • Tecnología. Las herramientas de trabajo deben ser suficientemente eficaces para que los empleados puedan trabajar lo mejor posible: pretender ahorrar en exceso en la infraestructura informática se puede percibir como desidia por parte de la empresa… y la desidia se contagia con mucha facilidad.
  • Formación. Aprovecha la tecnología a tu disposición para poner en marcha iniciativas de formación interna y planes de carrera: te beneficiarás de contar con empleados más preparados.
  • Conciliación. Hay varias formas de hacer feliz a un empleado, y una de las más efectivas es permitirle que concilie su vida personal con sus funciones profesionales: saber que no tiene por qué elegir entre una u otra le motivará enormemente.
  • Retroalimentación. Establece políticas de feedback para que los empleados puedan reportar, desde su posición, en qué creen que se puede mejorar algún aspecto operativo, táctico o estratégico de la empresa.

La experiencia de los empleados es una de las tendencias principales en RR. HH. para el año 2021: las organizaciones han empezado a darse cuenta del enorme valor que constituyen sus plantillas. Cuidar de los propios trabajadores es cada menos una opción y más una necesidad.

Conoce cómo viven la experiencia del empleado en tu organización y empieza a tomar acciones ágiles a través de datos y no sólo por sensaciones. Empieza a medir con Happyforce

Lectura recomendada

experiencia candidato 1
Cultura corporativa

La hora de la experiencia de candidato

Con frecuencia se habla de la relación empresa-cliente en términos de enamoramiento. Lo mismo se aplica a la relación empresa-empleado. En ese sentido, la experiencia

Read More »