Endomarketing: mejor humano, mejor realista

Entre los aspectos que componen el horizonte actual de los recursos humanos, el endomarketing es uno de los que más llaman la atención de directivos, mandos intermedios y empleados. El concepto de empleado-cliente tiene todos los visos de convertirse en la tónica general en el maleable mercado laboral del futuro próximo.

Podríamos resumir el concepto en la frase “trata a tus empleados como si fueran clientes”. Si quieres hacerte una idea rápida de qué es el endomarketing, echa un vistazo a esta entrada de nuestro blog; y si tienes un ratito más o quieres profundizar, no te pierdas nuestro webinar con Ledicia Losada, donde explica además sus ventajas y aventura algunas estrategias.

Pero en este texto nos centraremos en otra faceta de este asunto. En un contexto cada vez más tecnológico, no debemos olvidar nunca, nunca, nunca que nuestros empleados pueden ser pensados como clientes, pero sobre todo como personas. Y que, para garantizarnos buenos resultados, debemos comprobar de manera efectiva y realista que esto ocurre.

El futuro es del empleado-cliente

Algunas estrategias de endomarketing son más apropiadas para unos sectores de actividad que para otros, en función de si se trata de producción, comercios, servicios… Sea cual sea la que te venga mejor, una cosa es cierta: tratar a tus empleados (y colaboradores ocasionales, subcontratas, etc.) con el mimo que tratas a tus clientes es una buena idea.

Y sin embargo, es fácil perderlo de vista en un entorno hipertecnologizado, cuando incluso a los clientes de verdad los dejamos en manos de las máquinas. Ojo, esto no es un alegato contra el empleo de tecnologías disruptivas, ni mucho menos: es una invitación a usar la tecnología con cabeza y con corazón.

¿Suena un poco cursi? Puede ser. Pero piensa por un momento qué tal te sientes cuando tienes un problema y te ponen a hablar con chatbot de atención al cliente; o cuando sabes que las ofertas que recibes las formula un algoritmo. En engagement de tus empleados es directamente proporcional a la atención que les prestes.

Tecnología sin renunciar al factor humano

El empleo de tecnologías como la inteligencia artificial en algunos procesos de RRHH aporta una eficiencia sin parangón, eso es una realidad palmaria. Pero sin vínculo emocional estaríamos perdiendo de vista lo más importante. El objetivo en este sentido es alcanzar un sano equilibrio, utilizando las herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance pero, lo repetimos, con cabeza y corazón.

Con el endomarketing ocurre algo similar. Puede aplicarse de muchas maneras. Mostrando reconocimiento, para incentivar la motivación, haciendo programas de coaching para mejorar el bienestar laboral, con un onboarding que cree cultura de marca. El caso es que, lo uses como lo uses, se note que detrás hay una intención y una atención.

“Intención y atención” significan que no hemos aplicado una estrategia o un programa cualquiera, sino que lo hemos diseñado por y nuestros trabajadores, porque los valoramos y valoramos su situación. O sea, que nos importan y queremos que estén bien. Si eso no genera imagen de marca empleadora…

[IMG:]

cartel antiguo trabajo endomarketing
Tal vez algo un poco más actualizado…

La retroalimentación, tu mejor baza

¿Qué queremos decir con eso de que el marketing interno debe ser realista? Muy fácil. ¿Sabes ese plato que sueles hacerte para ti y que tú crees que está buenísimo, pero que cuando lo haces para un grupo de amigos sus caras son un poema? Pues eso. Cualquier acción significa poco si no conocemos su impacto, si no hay retorno medible.

Como especialistas en software para dar y recibir feedback en el entorno organizacional, sabemos que debemos ser realistas a la hora de implementar nuevas políticas o prácticas en nuestra empresa. Realistas en este contexto quiere decir conocer cuál es el impacto real de nuestras acciones. Así, interactuando y midiendo, podremos valorar de manera eficaz si vamos por el buen camino… O no.

Porque, y volviendo a la intención y la atención, no hay una forma correcta de hacer endomarketing. Es decir, que cada organización necesita su propia estrategia. Son las características y necesidades de tu empresa las que te dictan el camino a seguir. Ahora solo hay que encontrarlo…

Pregúntales, conócelos, hazlos felices

Tal vez en el futuro tengamos menos empleados humanos que ahora; pero, precisamente por eso, su valor será mayor y tendremos que cuidarlos más que nunca. ¡Empieza hoy mismo!

Lectura recomendada

organización sin cargos 1
Cultura corporativa

¿Hacia una organización sin cargos?

¿Una empresa sin jefes? ¡Hala, anarquía, cachondeo, sindiós! Tranquis, guardad las banderas rojinegras que no vamos a disipar las negras tormentas todavía. Aunque según se

Read More »