Programa de compañeros de trabajo: las respuestas clave

¿Sabes cuando en el trabajo encuentras esa mano amiga que te hace más fácil integrarte en la organización y que refuerza ese ingrediente humano que todos necesitamos en nuestro trabajo? Un programa de compañeros de trabajo tienen precisamente esa función; por eso se están convirtiendo en un recurso muy habitual en el mundo del trabajo.

En este texto queremos darte más información sobre ellos, ayudarte a comprender las ventajas que ofrece y contarte lo más básico para implementarlos.

¿En qué consiste un programa de compañeros de trabajo?

Esta es fácil. Se trata de un programa mediante el cual cada nuevo empleado es “emparejado” con un compañero de trabajo con experiencia en la organización. Su tarea consistirá en acompañar de cerca y desde un enfoque horizontal jerárquicamente hablando los primeros pasos del recién llegado.

Resulta conveniente (aunque no indispensable) que este acompañante pertenezca al mismo equipo o área que el acompañado. Lo que sí es importante es entender que el acompañante no se convierte en el supervisor del acompañado, ni tampoco en su mentor. Es más bien un colega, alguien en una posición única para entender y ayudar a superar las dificultades propias de los comienzos.

Qué tiene de bueno

Para el acompañado (y la organización), las ventajas son muchas y claras. Con alguien al lado la curva de aprendizaje operativa y social es mucho más eficiente. Así, el proceso de onboarding se hace más fluido y obtenemos un claro impacto positivo en el bienestar laboral, aumentando las tasas de compromiso y retención.

Pero también hay ventajas para el que acompaña; la posición de acompañante debe verse como una forma de reconocimiento laboral (no deja de ser una muestra de confianza), y en la mayoría de los casos dispara la motivación del elegido. A este, además, también le sirve para entrenar sus habilidades sociales.

En qué se diferencia de una mentorización

Como dijimos antes, la relación del acompañante con el acompañado debe ser de carácter horizontal; su tarea tiene más que ver con la de un guía que con la de un maestro o un jefe, con acciones como las siguientes:

  • Dar la bienvenida a la nueva incorporación al equipo.
  • Mostrarle el puesto de trabajo y presentarle a otros compañeros.
  • Facilitarle la comprensión de las herramientas, los flujos y los métodos de trabajo.
  • Resolver dudas prácticas menores.
  • Facilitar el aprendizaje informal y una socialización inclusiva.
  • Acompañarlo durante un plazo de tiempo definido.
programa compañeros trabajo 2

¿A quién elegir como acompañante?

Evidentemente, hay personas con mejores habilidades y predisposición que otras para este tipo de tareas. La empatía, la comunicación asertiva, la capacidad de escucha activa y de feedback, así como un talante accesible y orientado a dar ayuda son los pilares de un acompañamiento eficaz.

Sin embargo, designar un acompañante “no ideal” para un programa de compañeros de trabajo también puede servir, como decíamos, para reforzar la motivación de este. Le permitirá practicar habilidades sociales, de planificación, de comunicación y de gestión de la diversidad fuera de su zona de confort.

¿Cómo se pone en marcha?

De manera general podemos fijar cinco momentos en un buddy program:

  • Establecer un marco: el líder o mánager define los objetivos del programa, el periodo de duración del mismo y las tareas del acompañante.
  • Elegir al acompañante: evidentemente, a la hora de formar el tándem de compañeros es necesario que el acompañante esté informado y de acuerdo.
  • Romper el hielo: la primera conversación y el primer contacto con el puesto de trabajo buscan crear una relación de confianza entre los compañeros.
  • Compartir información: los conflictos de rol y la ambigüedad de rol son frecuentes al empezar un trabajo. Por otro lado, el recién llegado trae consigo un conocimiento que puede ser muy valioso.
  • Revisión: imprescindible marcar hitos (flexibles) y mantener reuniones de evaluación líder-acompañante-acompañado.

¿Cómo hacer un seguimiento eficiente?

Esta es fácil. Un programa de compañeros de trabajo, como cualquier otro proceso que aplicamos en la gestión de personas en la organización, debería ser medible en cuanto a su impacto y eficacia, para conocer sus puntos flacos y fuertes y ajustarlo en consecuencia.

Nuestras encuestas, canales de comunicación y herramientas de medición de compromiso te servirán para mantenerte sintonizado con el programa y sus resultados, así como con las percepciones que acompañados y acompañantes puedan tener; te serán muy útiles para refinarlo y hacer de él una potente arma de construcción colectiva.

Lectura recomendada