Comunicación asertiva: Exponer tu opinión respetando al otro

comunicación asertiva

La comunicación es un elemento primordial en cualquier relación ya sea personal o profesional, de hecho cuando una relación no funciona, la causa suele ser la ausencia o la deficiente comunicación. En ocasiones se crean malentendidos por no ofrecer toda la información necesaria de forma clara a nuestro interlocutor creando conflictos que de otra manera no se habrían originado. La comunicación asertiva es la la solución y la respuesta para una relación fluida basada en el respeto personal y mutuo.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva es aquella que no solo tiene en cuenta las palabras que se dicen sino también cómo se dicen en cuanto al tono y velocidad. También incluye el otro 50% de la comunicación que todos emitimos de forma innata, conocida como no verbal o body-language. Cuando alguien entra en una habitación no es necesario que hable, porque con su cuerpo y sus gestos ya está transmitiendo un mensaje.

La comunicación asertiva se basa en transmitir con contundencia una idea pero desde el respeto y la tranquilidad.

¿Quieres saber cómo implementarla en tus equipos de trabajo?

Te contamos cómo.

La distancia más corta entre dos personas es una sonrisa

La comunicación asertiva es una herramienta de inteligencia emocional ya que pretende gestionar las emociones propias y ajenas mediante una comunicación basada en el respeto y la calma.

El mensaje se expresa desde el «yo» precisamente para no orientar la comunicación hacia los reproches o ataques personales.

Esta forma de interacción nace de una actitud de respeto hacia uno mismo y hacia el otro. Por ello, también es fundamental mantener la objetividad a través de la descripción de los hechos.

Imagina que estás transmitiendo una idea a tu equipo sobre un nuevo proyecto de trabajo y necesitas su feedback para asegurarte de que tienen toda la información que necesitan. En lugar de preguntarles: ¿Lo habéis entendido? puedes decir: «¿Me he explicado bien?», ¿Os he facilitado todo lo que necesitáis para comenzar? En ambos casos pones la duda en ti para que nadie se sienta intimidado.

Cinco claves para enfocar tu comunicación asertiva como líder

1- La claridad del mensaje, tanto en comunicaciones habladas como escritas.

2- El tono de voz en la transmisión debe de ser amigable.

3- La velocidad de la voz regulada transmite firmeza en el mensaje a la vez que serenidad para su logro.

4- Escucha activamente y sin interrumpir a los profesionales que comparten proyectos contigo.

5- Elimina los imperativos de tu vocabulario. Utiliza un lenguaje más cordial.

Conversación asertiva paso a paso

Si sigues estas pautas en el lenguaje cuando empieces a comunicarte, verás unos cambios extraordinarios en tu equipo.

Comienza siempre saludando y preocupándote por los tuyos.

Ejemplo:

No: A partir de mañana nos conectaremos todos a la plataforma del proyecto para continuar con nuestros objetivos.

Si: Buenos días a todos. Espero que sigáis muy bien. A partir de mañana trabajaremos juntos desde la plataforma del proyecto.

Cambia los términos imperativos por los cordiales

Ejemplo:

No: Enviarme todos el informe de resultados al final del día

Si: Recordar enviarme el informe de resultados al final del día para poder analizar si vamos en el camino correcto. ¡Mucho ánimo!

Reserva siempre un espacio para dudas y opiniones

Ejemplo:

No: Esto es todo por hoy. Mañana seguimos.

Si: Esto es todo por mi parte. ¿Tenéis todo lo que necesitáis? ¿Alguna aclaración u opinión a lo hablado?

La magia del «gracias» y el «por favor»

Ejemplo:

No: Envíame el informe antes de las 12.

Si: ¿Podrías por favor enviarme el informe antes de las 12? Muchas gracias

Olvídate de las mayúsculas en la comunicación escrita. Puede significar un tono alto e imperativo.

Ejemplo:

No: ¿HAS LEÍDO MI EMAIL?

Si:¿Has tenido tiempo de leer mi email?

Sé resolutivo ante los contratiempos y conflictos

Ejemplo:

No: Estamos en un camino son salida

Si: ¿Qué podemos hacer para salir de esta situación? ¿Qué se os ocurre para reconducir el escenario actual?

Comunicación asertiva en remoto

Dado los tiempos que corren en los que la globalización es un hecho, el teletrabajo una realidad y la gestión de personas que se encuentran en cualquier lugar del mundo el día a día, es fundamental incorporar la comunicación asertiva a nuestro lenguaje en remoto.

¿Qué podemos hacer para potenciar la asertividad en remoto?

Además de todos los consejos anteriores que son de igual aplicación, podríamos implementar algunos más :

Utiliza recursos visuales

Una imagen sigue valiendo más que mil palabras. Ciertas tareas resultan complejas de explicar con el lenguaje dando lugar a malos entendidos. Envía gráficos, imágenes, datos, cuadros o cualquier otro elemento que sirva para facilitar la claridad de lo que se quiere conseguir.

Utiliza los friendly reminders

Los equipos en remoto suelen reunirse una vez a la semana para clarificar las metas a conseguir esos días. El envío de friendly reminders es una excelente herramienta no solo para recordar las tareas sino para que tu equipo se de cuenta de que te acuerdas de ellos.

Ejemplo:

«¡Hola, María! ¿Cómo estás hoy? Te escribo para recordarte lo que hablamos el lunes acerca de los los últimos datos del proyecto. ¿Puedes incluirlos en la plataforma que compartimos con todo el equipo. Un abrazo».

Uso de emojis

Los emojis pueden suavizar una conversación por escrito cuando se está comunicando un conflicto o inconveniente. Además ayudan a expresar las emociones que se están sintiendo en cada momento de la comunicación. Por otra parte convierten la conversación en cercana y amigable eliminando jerarquías.

No debemos pasarnos a la hora de usarlos. Tienen su momento como por ejemplo a la hora de saludar, despedirse, felicitar o recordar.

Un libro que puede interesarte para potenciar tu comunicación asertiva es «La asertividad: para gente extraordinaria«, un trabajo de Eva Bach y Anna Forés.

Desde Happyforce deseamos que la comunicación con tus equipos se transforme en asertiva y eficaz. Podemos ayudarte a conseguirlo.

Lectura recomendada