La brecha de talento: qué es ¡y cómo cerrarla!

Hay un refrán que dice “cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente”, o algo así. Bueno, pues aquí tenemos no un río, tenemos un precipicio, y de los gordos; se llama Brecha de Talento, y ni siquiera está claro que haya un puente. En Happyforce creemos que cada organización debe tender el suyo.

Así que en esta entrada te hablamos de nuestra perspectiva de la brecha de talento. Y, sin negar la difícil realidad ni mucho menos, buscamos otro enfoque que nos ayude a neutralizar esas dificultades a una escala asumible, la de nuestros propios equipos, empresas y organizaciones.

¿Qué es la dichosa brecha de talento?

Así como definición, sería una situación estructural en el mercado laboral de escasez de personas para cubrir las necesidades de personal de las empresas, sea por falta de capacidad, sea por falta de voluntad. Conocida en el mundo anglófono como talent gap, afinando un poco más lo que faltaría es el talento concreto, en forma de competencias, para desempeñar las tareas requeridas.

En los últimos años todo el mundo está preocupadísimo (y con razón) con el talento tecnológico, pero la problemática parece extenderse por momentos; no hay sector que se libre. Y menos, en un marco sumamente competitivo que además favorece la “multicapacidad” (perdón por el palabro); o sea, que la misma persona desarrolle distintas competencias para realizar tareas diversas.

O sea, que hay pocos talentos del renacimiento (¡qué ironía para la cultura de la especialización!) en versión 2.0 y encima nos peleamos por ellos… Pero todo el problema se puede mirar también desde otro ángulo. La brecha de talento puede entenderse de manera holística como la diferencia (negativa) entre el talento que entra y el que sale. Quédate con esto último, que saldrá después.

El porqué de la brecha de talento: el factor bienestar

En gran parte, la brecha de talento se explica por la rápida evolución de los entornos de trabajo y la obsolescencia acelerada de competencias, unidas a la falta de programas efectivos y personalizados de reskilling y upskilling; o bien a la simple adición de nuevas necesidades. Puedes ser un contable genial, pero como no entiendas el Slack, malo…

Pero además esto trae a colación otras cuestiones como la comunicación, el job crafting, el feedback, el liderazgo, el coaching), que tienen algo en común: están directamente relacionadas con el bienestar laboral. Y, por lo que decíamos antes, también con esa diferencia negativa y la famosa brecha (porque define, en gran medida, quién viene, quién se queda y quién nos abandona).

Parece sobradamente confirmado que la felicidad en el trabajo es un factor central en la pérdida de talento y, por ende, en la retención de talento. Entonces, generar un entorno de bienestar laboral podría ser un elemento importante para reducir la brecha, sin depender únicamente de buscar un perfil escaso para un rol en constante evolución.

brecha de talento 2

¿Y cómo resolvemos esto?

En todo caso, todos queremos cerrar la brecha de talento dentro de nuestra organización (o, si por fortuna no existe, ¡que no se abra!). Estos son las tres áreas esenciales en las que implementar acciones:

  • En primer lugar y ante todo, están la formación y el desarrollo profesional. Es imprescindible descubrir en nuestros empleados el potencial que necesitamos, y favorecer la “activación” de nuevas competencias de manera personalizada para ampliar así nuestro pool de talento.
  • Sin duda el mejor punto de partida es contratar por soft skills, es decir, atraer a personas cuyas habilidades blandas y cuyo propósito encajen con nosotros, y a partir de ahí centrar el tiro en formarlos técnicamente (dentro de lo viable, se entiende).
  • Pero también son esenciales los programas de fidelización de empleados que apunten al bienestar en la empresa como objetivo prioritario y al fortalecimiento del engagement a través del florecimiento profesional. Lo de “la letra, con sangre entra” es una mentira como una casa.

¿Cuáles son los ingredientes del talento?

Plantéate esta pregunta de vez en cuando, y mejora la receta para hacerla a tu medida. Con la parte del bienestar laboral, te ayudamos nosotros.

Lectura recomendada

gran renuncia 1
Bienestar

La Gran Renuncia, un año después

Hace ahora un año, más o menos, que este fenómeno llamado en inglés Great Resignation (en castellano, “Gran Renuncia”; nada que ver con la resignación)

Read More »