La importancia de la felicidad en el trabajo: beneficios para los empleados y las empresas con Happyforce

felicidad en el trabajo

En el campo de la gestión de Recursos Humanos, la felicidad se ha convertido en un tema prioritario. Ya no se trata únicamente de ofrecer un ambiente de trabajo que sea agradable, sino que hay que dar un paso más allá, asumir un enfoque holístico hacia la satisfacción laboral. Incluyendo aspectos que son importantes para las empresas, como la productividad, la retención del talento y el éxito de la organización en su conjunto.

Hoy en día podemos encontrar muchos buenos ejemplos de empresas que hacen todo lo posible por mejorar el nivel de satisfacción de sus empleados y conseguir que estos estén contentos. Pero esto no siempre ha sido así. 

Hasta hace no demasiado tiempo, la gestión de Recursos Humanos se centraba básicamente en maximizar la productividad y la eficiencia. Fue el avance en las investigaciones sobre psicología laboral lo que llevó a establecer una relación directa entre el bienestar emocional y el desempeño laboral. De esta forma, la felicidad en el trabajo se ha convertido en uno de los objetivos a alcanzar por aquellas organizaciones que desean obtener mejores resultados. 

Estudios como los llevados a cabo por Ed Diener y Martin E.P. Seligman han puesto de relieve que los empleados felices no solo son más productivos, sino que también son más creativos, más leales hacia su empleador, y muestran una mejor salud mental y física. 

Beneficios para la empresa de contar con empleados felices

Trabajar para conseguir empleados felices supone una inversión por parte de la empresa. Una estrategia que va a tener un impacto significativo y positivo en el desempeño organizacional a largo plazo.

Veamos de forma más detallada qué beneficios obtiene una organización que trabaja para conseguir que los miembros de su plantilla estén satisfechos y felices:

Mayor productividad

Uno de los primeros efectos que se hacen patentes cuando los empleados están contentos, es que su nivel de productividad aumenta. Casi sin darse cuenta, realizan sus tareas de forma más rápida y con más eficacia, lo que se traduce en un aumento de la rentabilidad para la empresa.

Un buen ejemplo de empresa que ha mejorado su productividad a través de la felicidad de sus empleados, es Zappos. Esta entidad de comercio online, especializada en venta de zapatos, ha logrado mejorar su productividad creando un ambiente de trabajo divertido y agradable, con programas de desarrollo personal y profesional, y poniendo especial énfasis en el bienestar de sus empleados. Como resultado, ahora mucho más productiva.

Mejor servicio al cliente

Un empleado comprometido con su trabajo es un trabajador dispuesto a dar lo mejor de sí mismo, y eso es algo que los clientes notan rápidamente, porque el nivel de atención hacia los mismos mejora.

La aerolínea Southwest Airlines viene aplicando esta máxima desde hace ya algún tiempo. Ha cultivado una cultura corporativa que pone en valor a sus empleados y les ofrece incentivos como viajes gratis, programas de reconocimiento y oportunidades para el desarrollo personal. Así ha conseguido que su plantilla esté altamente motivada a la hora de brindar un servicio excepcional al cliente, lo que le ha permitido ganar una excelente reputación en el campo de la aviación.

Reducción de las tasas de rotación

Retener el talento en la empresa es esencial para el éxito a largo plazo de una empresa. Porque unos empleados bien capacitados y con buenas habilidades son la mejor ventaja competitiva que puede tener una organización, porque es algo imposible de imitar.

Cuando una persona está a disgusto en su puesto de trabajo, lo más probable es que acabe tomando la decisión de marcharse. En cambio, cuando el empleado es feliz, su compromiso con su empleador se vuelve mucho más fuerte.

Un ejemplo claro de esto lo vemos en Google. En la industria tecnológica hay una gran pugna por el talento, y los profesionales suelen recibir buenas ofertas de otras compañías. Aún así, la mayoría prefieren permanecer en Google, porque la empresas reconoce su valía, les ofrece una amplia variedad de incentivos, cuenta con espacios de trabajo creativos, pone a su disposición comida gratis, y mucho más.

Fomento de la innovación

Los empleados felices se sienten mucho más a gusto en su lugar de trabajo y más seguros a la hora de expresar sus ideas y opiniones, incluso de afrontar riesgos. Porque saben que detrás hay un equipo de colegas y de líderes que les van a respaldar. Así se consigue una cultura organizacional colaborativa y creativa que lleva a la empresa a destacar por su capacidad de innovación.

En el caso de Pixar, abogar por la felicidad de sus empleados y apoyarles en sus ideas, ha dado lugar a interesantes innovaciones dentro de la industria del cine de animación. Algo que se ha convertido en la base del éxito continuado de esta productora cinematográfica.

Mejora de la imagen de marca

Si una empresa consigue que su preocupación por la felicidad de sus empleados traspase la barrera de sus instalaciones y sea conocida por el público, va a conseguir mejorar su imagen de marca.

Patagonia es una empresa de ropa outdoor que ha conseguido mejorar su imagen a través de una buena política de comunicación en torno al compromiso que tiene con el bienestar de sus empleados y con el cuidado del medio ambiente. Es una empresa ética y así es percibida por su público, que valora mucho más sus productos que los de otras compañías similares.

Beneficios para los empleados de que la empresa se preocupe por su felicidad

Ya hemos visto todo lo que puede obtener la empresa cuando toma medidas para conseguir la felicidad de sus empleados. Analicemos ahora qué ocurre con los trabajadores cuando forman parte de la plantilla de una organización que se preocupa por su bienestar.

Mejor equilibrio entre la vida laboral y personal

Las empresas saben que la conciliación es una de las formas de lograr que sus empleados se sientan bien. Por eso, cuando se adoptan este tipo de medidas, los trabajadores sienten que empieza a haber un equilibrio entre su vida profesional y su vida personal. Que por fin tienen tiempo para desarrollarse tanto dentro como fuera del trabajo

La delegación de Microsoft en Japón realizó un experimento con la semana laboral de cuatro días. Al final del mismo, no solo había aumentado un 40% la producción, sino que los empleados manifestaron sentirse más satisfechos con su vida en general, ahora que tenían que trabajar menos horas.

Mayor sentimiento de realización y propósito

Un empleado feliz está motivado para alcanzar sus metas personales y profesionales. Se siente más conectado con su trabajo y más comprometido con aportar su granito de arena para que la empresa avance hacia sus objetivos.

LinkedIn ofrece a sus empleados oportunidades de desarrollo profesional y personal, lo que ha conseguido que su plantilla esté más feliz. Quienes trabajan allí manifiestan que están más conectados con su trabajo y más motivados para seguir esforzándose.

Mejor salud mental y física

El bienestar que sienten los empleados cuando están felices con su trabajo, con el lugar en el que lo realizan, y con la empresa en sí misma, tiene un impacto directo sobre su salud a nivel mental, lo que también tiene efectos muy positivos sobre la salud a nivel físico.

Esto reduce las tasas de absentismo y de rotación, mejora las relaciones entre los compañeros, incrementa la motivación y la productividad.

Lo saben bien en Salesforce, que lleva años ofreciendo a sus empleados acceso a recursos y actividades que buscan el bienestar en todos los aspectos de sus vidas. Y así ha conseguido reducir de forma significativa el estrés y la ansiedad, y con ellos han bajado tanto la conflictividad laboral como el absentismo y la rotación.

¿Cómo saber si tus empleados son felices?

No hay duda de que todo son ventajas cuando se cuenta con empleados felices. El primer paso que debe dar una empresa para avanzar hacia la mejora de la felicidad de sus empleados, es conocer el punto de partida. Y después, monitorizar periódicamente los resultados que está consiguiendo con las medidas adoptadas.

Para todas las organizaciones preocupadas por la felicidad de sus empleados, Happyforce es un gran aliado estratégico.

Nuestro sistema se basa en la comunicación como herramienta para lograr que los trabajadores estén felices. La idea es generar conexiones entre las personas, de manera que el compañerismo y la conciencia de grupo surjan de manera gradual y natural. 

A través de Happyforce los empleados pueden dar libremente su opinión sobre lo satisfechos o insatisfechos que se sienten, y plantear ideas que ayuden a mejorar el ambiente de trabajo. Mientras que la empresa puede responder a las inquietudes de su plantilla, hacer felicitaciones públicas y afrontar cualquier situación compleja de una manera constructiva.

El objetivo es que la organización sea capaz de reconocer las buenas prácticas que hacen felices a sus empleados, y multiplicarlas para conseguir niveles todavía más elevados de felicidad. Construyendo con ello una cultura positiva de la que se van a derivar todos los beneficios que hemos visto antes.

Una empresa feliz es una empresa rentable, así que ya no quedan excusas para no valorar ni trabajar en la felicidad de los empleados.

Lectura recomendada