Mipymes felices, mipymes sostenibles y eficientes

Se aproxima el Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas y nos parece una excusa tan buena como cualquier otra para hablar de felicidad y trabajo. Más concretamente, de algo que creemos fundamental y que en Happyforce nos toca muy de cerca: necesitamos más mipymes felices.

Hace poco celebrábamos el Día Europeo de las Pymes, pero hoy nos ponemos más globales (pensando sobre todo en América Latina, que a veces cuando escribimos desde España nos olvidamos de que más allá del Atlántico también hay personas y su bienestar laboral también nos importa). Y la consigna es: ¡la felicidad laboral también importa en las mipymes!

El día de las mipymes… pero, ¿eso que es?

¡El fabuloso mundo de los acrónimos nunca dejará de sorprendernos! Pero primero, la información: la ONU ha designado el 27 de junio como el Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas. La idea es recordar el peso de la pequeña empresa en la economía global (dos tercios del empleo, la mitad del PIB) y la importancia estratégica de apoyarla.

Y ahora, las definiciones. Las pymes ya sabemos todos lo que son: pequeñas y medianas empresas; lo del “mi-” viene por las microempresas, que por lo general (depende de la regulación de cada país) son aquellas con menos de 10 empleados. Es decir, negocios familiares, emprendimientos de pequeña escala, iniciativas en ciernes y similares.

La ONU señala específicamente tres aspectos en los que incidir para proteger el desarrollo de las mipymes y activar su potencial:

  • Apoyo a las mujeres con micronegocios
  • Apoyo a la juventud emprendedora
  • Diversificación y accesibilidad de las cadenas de suministro

A esto queremos añadir que, si queremos un tejido económico basado en pequeñas empresas sólido, solvente a corto plazo y viable a largo plazo, nos interesa mucho a todos tener también mipymes felices.

El propósito, la piedra de toque

Cuando se habla de conceptos como felicidad organizacional, bienestar laboral, satisfacción en el trabajo y similares, solemos pensar automáticamente en grandes empresas con grandes departamentos de RRHH y grandes programas de gestión de la felicidad. Sin duda las grandes compañías están muy atentas a esto. ¿Y las pequeñas?

Sin duda hay muchas diferencias de escala, pero en el fondo la idea sigue siendo la misma; porque detrás de toda empresa, tenga el tamaño, la facturación o el logotipo que tenga (si es que tiene), hay una misma cosa: el propósito. O dicho de otra forma, ¿por qué hacemos lo que hacemos?

Ya, para ganarnos la vida. Pero aparte, si nos damos cuenta, nuestra empresa forma parte de un ecosistema, y tiene un impacto en él. De lo que se trata es de qué impacto que queremos tener. Y resulta que este es el factor clave para ser felices en el trabajo: que nuestro propósito personal y el de la organización estén cuanto más alineados, mejor.

mipymes felices 2

Felicidad es resiliencia… ¡y rendimiento!

Esta es la razón (o una de ellas) por la que encontramos microempresas económicamente poco productivas, pero con empleados altamente satisfechos. O por la que negocios igualmente poco rentables sobreviven durante décadas, mientras muchas prometedoras startups se hunden en menos de un año al intentar crecer.

De modo que, comparativamente, las mipymes felices son muy resilientes… Ahora, que si podemos poner esa felicidad a funcionar para generar mejores rendimientos, mejor, ¿no? ¿Y eso se consigue aumentando los niveles de bienestar y satisfacción? Pues parece que sí.

A escala de mipyme tal vez no necesitamos sofisticados softwares de medición y gestión de la felicidad en la empresa, pero sí valorar la felicidad en el trabajo en su justa medida…

…y conocer el ABC de la felicidad organizacional:

  1. Olvídate del “miedo a la felicidad”.
  2. Infórmate sobre el impacto de la felicidad en el trabajo.
  3. Escucha a tus empleados.
  4. Toma decisiones estratégicas basadas en lo que has aprendido.
  5. Aplica los cambios de forma progresiva y comprueba los efectos.

¡Más mipymes, más felices, para todos!

Ser felices en el trabajo en las mipymes es igual o más importante que en las grandes corporaciones: ¡apuesta por ello!

Imagen de portada: GRID-Arendal en flickr

Lectura recomendada